top of page

Qué hago si me hablan de suicidio:

El suicidio es un tema trágico y complejo. Les sucede a personas de diferentes ámbitos de la vida y de diferentes maneras.


Los pensamientos suicidas son más comunes de lo que mucha gente cree. Si alguien sufre mucho dolor emocional y se plantea acabar con su vida, puede sentir que esta es la única solución.

Si te preocupa que un ser querido pueda tener tendencias suicidas, intenta conseguirle ayuda lo antes posible.


También es importante recordar que, si te preocupa la salud mental de otra persona, está bien pedir ayuda a un psicólogo o terapeuta profesional.





5 cosas que podemos hacer si un ser querido muestra tendencias suicidas:

1.- Estar atento a los signos de depresión y ansiedad.


Si observas que tu amigo o familiar presenta síntomas, pregúntale directamente sobre su salud mental.


La mayoría de las personas que mueren por suicidio tienen una enfermedad mental en el momento de su muerte, pero muchas no reciben tratamiento.


Si notas que alguien que conoces está mostrando signos de depresión o ansiedad, es importante que te acerques a él y le hagas saber que no está solo.


La depresión y la ansiedad pueden ser muy aislantes, por lo que saber que otras personas están a su lado puede ayudarle a sentirse menos solo. Si un ser querido está luchando contra la depresión o la ansiedad, es importante buscar ayuda profesional lo antes posible.


2. No tengas miedo de hacer preguntas y expresar tu preocupación:


Es importante también que, si crees que esa persona puede estar contemplando el suicidio, lo hables directamente con ella. No hay que dejar lugar a suposiciones, ya que esto puede dar lugar a malentendidos, a una mayor confusión o provocar ansiedad.


Algunas preguntas que podrías hacer son:


¿Has pensado en hacerte daño? ¿Has pensado en el suicidio? ¿Alguna vez has pensado en suicidarte o has intentado hacerte daño? ¿Alguna vez te has preguntado cómo y cuándo lo harías? ¿Puedes usar armas u objetos que puedan usarse como armas para hacerte daño?


3. Anímale a hablar de sus sentimientos y pensamientos


De cómo lidia con lo que está pasando en su vida, si siente ganas de rendirse, si ha pensado en la muerte, son temas sensibles que está bien hablar con esa persona y ver cómo enfoca las respuestas para actuar o no.


4. Hazles saber que pueden contar contigo para escucharles y apoyarles



Saber que hay otras personas alrededor puede hacerle sentir menos solo. Desahogarse con un ser querido y reírnos con él aporta felicidad y bienestar a nuestras vidas.


5. Actuar si están considerando el suicidio.


Es importante que sepas qué decir y hacer -y cuándo- si alguien te confía sus pensamientos o su comportamiento suicida.


Si crees que alguien está pensando en suicidarse, debes tomarlo en serio y hacer algo al respecto. Lo más importante es mantenerle a salvo quitándole cualquier objeto que pueda usar para hacerse daño y llamar al 024 que es la línea de atención a la conducta suicida o al 112 en caso de riesgo vital inminente.

23 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page