FISIOTERAPIA Y OSTEOPATÍA

Gana salud física con un cuerpo más ágil, flexible y sin dolor.

 

Elige tu tratamiento para prevenir o tratar dolencias y lesiones, ganar fuerza muscular y movilidad, mejorar las funciones básicas del cuerpo y mejorar tu postura.

Bienestar Físico

Ponemos a tu disposición a nuestro equipo de profesionales que estudiarán tu caso para ofrecerte el tratamiento más adecuado ya sea para prevenir o para tratar dolencias y lesiones.

Siempre desde una valoración global, no solo musculo-esquelético, también viendo si hay relación con síntomas en nuestras vísceras (dolor de estómago o estreñimiento por ejemplo) o craneales (sinusitis, cefaleas, mareos…).

Destacamos la importancia de ver al paciente en toda su globalidad y no solo centrarnos en la estructura de dolor, para poder garantizar así el éxito terapéutico y la pronta recuperación del paciente.

Sesiones individuales bajo cita previa

Fisioterapia Vibrabienestar
Massage

Beneficios de la fisioterapia:

  • Mayor flexibilidad.

  • Mejor potencia muscular y movilidad.

  • Se previene y controla el deterioro físico así como lesiones

  • Mejoran las funciones básicas del organismo.

  • Consigue aliviar el dolor.

  • Mayor sensación de bienestar.

  • Permite acortar los tiempos de recuperación

La fisioterapia infantil

NUESTRO EQUIPO DE FISIOTERAPIA

FOTO FISIOTERAPEUTA VIBRA BIENESTAR.jpg

Luis Araujo

Fisioterapeuta, Osteópata y  profesor de pilates suelo y reformer

especializado en:

  • Terapia Manual

  • Inducción miofascial

  • Vendaje neuromuscular

  • Fisioterapia vascular (lesiones arteriales y venosas de los miembros inferiores, obstrucción arterial periférica O.A.P, insuficiencia venosa profunda etc...)

  • Fisioterapia neurológica

  • Tratamientos para aumentar rango de movimiento

  • Reeducación muscular

  • Cicatrices y adherencias

  • Dolencias y lesiones de Lumbares, cervicales

  • Dolencias y lesiones de rodilla

Puedes concertar cita con Luis todos los martes y jueves de 10 a 20h y los viernes de 10 a 14h

 

Si necesitas venir en otro horario no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

TRATAMIENTOS DE FISIOTERAPIA

KINESIOTAPE - VENDAJE NEUROMUSCULAR

El vendaje neuromuscular o kinesiotaping consiste en poner cintas de algodón con adhesivo en la piel, para tratar lesiones y trastornos físicos.

La venda se aplica con un estiramiento mayor a su longitud normal en el músculo a tratar, desde el origen a la inserción, por lo que retrocederá tras ser aplicada, creando así una fuerza de tracción.

Entonces se frota, lo que activa así el adhesivo que es sensible a la presión y al calor.

Esta tracción mejora la irrigación de los capilares de esa zona y aumenta y favorece la recuperación de la lesión de forma biomecánica, sujetando los músculos y mejorando la contracción del músculo debilitado.

Este tratamiento de fisioterapia ayuda a conseguir una mayor movilidad tras una lesión ya que mejora la respuesta neuro-mecánica. Además, tiene un efecto analgésico sobre el paciente ya que consigue aliviar el dolor porque con el vendaje, la presión sobre los receptores sensoriales subcutáneos disminuye.

El Kinesiotape o venda neuromuscular permite que los músculos se recuperen de forma efectiva al ser colocadas de forma estratégica sobre las zonas afectadas, manteniendo en ellas un nivel correcto de circulación sanguínea.

kinesiotape.jpg
masaje

INDUCCIÓN MIOFASCIAL

También conocida como Liberación Miofascial, es una terapia manual dirigida a las fascias del cuerpo e indirectamente al resto del aparato locomotor, vísceras y estructuras para el restablecimiento funcional sistema.

La fascia es el tejido conectivo con alto contenido en colágeno, que envuelve los huesos, músculos y articulaciones, estructuras nerviosas y vasculares, los cuales protegen y mantienen la estructura del cuerpo unido, para darle la forma que tiene. Las restricciones dentro del sistema fascial pueden contribuir al dolor y a la disminución de la función de la zona y el órgano afectado.

El terapeuta durante el tratamiento transfiere una ligera fuerza (tracción y/o compresión) al tejido con suaves estiramientos y presiones en distintas partes del cuerpo facilitando así la recuperación, restaurando la función del órgano y el aliviando el dolor.

Liberar las fascias, según la teoría de Andrzej Pilat, es fundamental para tratar cadenas de dolor y se usa para tratar disfunciones del sistema nervioso central y periférico, trastornos del suelo pélvico, disfunciones de los sistemas circulatorios, disfunción de la ATM, Lesiones deportivas, trastornos respiratorios y mejora de los rangos de movimiento del paciente evitando la formación de adherencias de tejido, mejorando la circulación, el suministro de sangre al sistema nervioso y libera histamina.  

Alta eficiencia en los sistemas que influyen y afectan al aparato locomotor y musculoesquelético en los que los diagnósticos son variados y los más comunes son tendinitis, ciáticas, hombro con dolor de rotación, dorsalgia y cervicalgias.

Estas lesiones pueden deberse a desequilibrios posturales, cirugías, lesiones, inflamación y presión, y al estrés normal del propio cuerpo. 

Junto con otras terapias, la movilización fascial contribuye disminuyendo el dolor, restaura el equilibrio del sistema musculoesquelético y aumenta el movimiento de la articulación.

TRATAMIENTO POR ULTRASONIDOS

La aplicación de ultrasonido terapéutico en tejidos lesionados acelera la tasa de curación y mejora la calidad de la reparación de lesiones de ligamentos, tendones, fascia, cápsula articular y tejido cicatrizal.

El ultrasonido se utiliza en tratamientos de fisioterapia para tratar lesiones, inflamación en tendones o cicatrices, por ejemplo. No transmite ni frío ni calor que el paciente pueda sentir. Es un calor que va al interior de los tejidos.

 

Beneficios del ultrasonido:

- Cicatrización de la lesión
- Vasodilatación de la zona con hiperemia e incremento del flujo sanguíneo. 
- Aumento del metabolismo local con estimulación de las funciones celulares y capacidad de regeneración de tejidos. 

- Mayor flexibilidad de los tejidos ricos en colágeno con reducción de la rigidez en articulaciones y contracturas.

- Efectos antiálgico y espasmódicos, los cuales son los más útiles 

- Acelera la velocidad de curación y mejora la calidad de la reparación. 

ultrasonido.png
tens electroestimulacion

ELECTROESTIMULACIÓN - TENS

Se utiliza como una técnica terapéutica por su capacidad antiálgica (hace que un dolor o molestia sea menos intenso o desaparezca).

Es un tipo de corriente eléctrica que se usa para aliviar el dolor en cualquier parte del cuerpo.

Cuando una parte del cuerpo duele mucho, la tendencia natural que tenemos es evitar los movimientos en esa zona. Pero esta inmovilidad reduce la actividad metabólica y, por lo tanto, la incapacidad para eliminar las sustancias que producen dolor. Y esto crea un círculo vicioso ya que cuanto menos mueves, más duele.

El tratamiento con TENS estimula la musculatura con un consecuente aumento de la actividad metabólica, mayor flujo sanguíneo, mejor oxigenación de los tejidos y una mejora en el aporte de nutrientes.

Se produce una activación muscular mayor y, por lo tanto, una contracción de fibras más fuerte. Se consigue llegar a fibras a las que no se pueden alcanzar con contracciones voluntarias.

 

Beneficios de esta técnica:

 

  • Aumento de fuerza y masa muscular. Esto se debe a lo que se trabaja principalmente son los músculos, por encima de las articulaciones. También se mejora la fuerza y la resistencia.

 

  • Mínimo riesgo de lesiones. Con la electroestimulación es posible reducir considerablemente el riesgo de sufrir una lesión al no realizar ejercicios complicados ni tampoco ser peligroso.

 

  • Mejora de la vascularización / capilarización. Se ha demostrado que este tratamiento proporciona un aumento del flujo sanguíneo y del riego linfático.

 

  • Aumento de la elasticidad muscular.

 

  • Eliminación de toxinas.

 

  • Relajación muscular en periodos de estrés, lo que conlleva una disminución del dolor.

 

Es una técnica muy utilizada para tratar la atrofia muscular derivada de ciertos tipos de lesiones musculoesqueléticas que afectan huesos, músculos, ligamentos, tendones o ligamentos.

OSTEOPATÍA

La Osteopatía nos aporta una visión del paciente integrando tres esferas: la estructural, la visceral y la craneal. La patología es la manifestación que hace el cuerpo cuando uno de estos tres ámbitos se altera. Nos encontramos por lo tanto ante un abordaje triple, en el sistema musculoesquelético, en el sistema crane-osacro y en las vísceras. 

Liberación somato-emocional: no se tratan patologías, se trata al paciente en global.

No es que la osteopatía esté indicada en un cuadro lesional concreto, sin o que al poder apoyar un proceso de liberación emocional, va a ser muy útil en cualquier cuadro patológico, dando un gran paso, no solo, en que la patología se resuelva, sino, también en la prevención de futuras recidivas (Repetición de una enfermedad poco después de terminada la convalecencia).

OSTEOPATIA.png
CICATRIZ.jpg

TRATAMIENTO DE CICATRICES Y

LIBERACIÓN DE ADHERENCIAS

La piel es un órgano extenso que nos protege de las agresiones externas. Cualquier herida en su superficie conlleva a la cicatrización de los tejidos dañados, dando como resultado una cicatriz más o menos perfecta.

Durante la cicatrización excesiva, los mecanismos se alteran. Una cicatrización anormal puede dar lugar a la formación de cicatrices hipertróficas y queloides. Estas lesiones pueden tener implicaciones no solo estéticas, también funcionales.

La presión aplicada sobre la cicatriz ha sido la medida más común durante las últimas tres décadas, ya que se ha observado que las cicatrices se vuelven menos gruesas después de usar medias elásticas en pacientes quemados. La presión dio como resultado una cicatrización normal, destacando la suavidad adquirida cómo consecuencia del tratamiento de presión.

Después del tratamiento con masaje los pacientes muestran una reducción en el prurito, una mejora en el estado de la piel, flexibilidad, vascularización y altura de la cicatriz, todo ello con mejoras positivas también en el estado de ánimo.

Cuando se produce una cicatriz, suele haber adherencias a planos profundos del organismo, así como tensión y tirantez en las estructuras de alrededor. Puede haber también una disminución de movimiento y por lo tanto habrá un déficit en la función esas zonas, es decir, la falta de extensibilidad del tejido y la puesta en tensión constante de las estructuras pueden tener implicaciones, ya no solo estéticas, sino también funcionales, pudiendo afectar incluso a la movilidad articular.

Podemos encontrarnos con adaptaciones de la postura en función de la tensión. Por ejemplo: una escoliosis asociada a las cicatrices de la extirpación de riñón. Este fenómeno es igual a  que tirar de un punto de un jersey, lo que hace el tejido es adaptarse a la nueva situación de tensión, probando que nuestra postura mute.

Puede haber problemas funcionales viscerales. Por ejemplo, tras apendicectomía se generan adherencias a los planos más profundos llegando a restringir el movimiento de las vísceras, y cuando existe una limitación de la movilidad a nivel visceral, su función también se ve afectada, provocando síntomas (dificultad en el tránsito intestinal, aumento de gases etc... ) y dolor musculoesquelético referido. Las cicatrices pueden provocar molestias como picor,  sensibilidad de la zona,  pequeños hormigueos, tirantez, miedo al movimiento de la zona (lo que puede hacer que adopte posiciones incorrectas), etc.

Se pueden dar otras alteraciones según la zona sobre la que esté la cicatriz: como en el caso de las abdominales (estreñimiento, alteraciones viscerales, acortamiento de tejidos que puede ocasionar dolor de espalda, etc.) o de las que se sitúan sobre articulaciones y músculos (dando acortamientos musculares y articulares, aumento del tono muscular etc.).

A partir de los 20 días después de la cirugía, se podría comenzar a movilizar la región con fisioterapia para prevenir o liberar adherencias.

REEDUCACIÓN POSTURAL

La reeducación de la musculatura profunda estabilizadora, así como la corrección en los gestos lesionales es fundamental para evitar recidivas (Repetición de una enfermedad poco después de terminada la convalecencia)

POSTURA.png
VARICES.png

FISIOTERAPIA VASCULAR

LINFEDEMA

La Fisioterapia vascular es una de las formas de tratar el linfedema o las varices, por ejemplo.

 

El Linfedema se produce cuando la linfa no es drenada adecuadamente por el sistema linfático provocando una hinchazón por la acumulación de líquido en los tejidos blandos.

La linfa se lleva desde los tejidos al sistema venoso por el sistema linfático hasta devolverla de nuevo al sistema venoso en las venas subclavias. Las personas a las que se les ha extraído un ganglio de la axila o de la ingle por cáncer o que han recibido radioterapia y desarrollan esclerosis ganglionar son los pacientes con mayor riesgo de padecer linfedema.

Por medio de la fisioterapia se realiza un masaje linfático que mejora la circulación, ayudando al Sistema linfático a realizar mejor su función y evitando que el miembro crezca más.

VARICES

 

El masaje de fisioterapia también es un medio preventivo útil en las varices, incluyendo miembros inferiores, espalda y abdomen, con maniobras circulatorias y descontracturantes. 

La variz es una dilatación permanente, y patológica, de una vena superficial. Edemas, sensación de hinchazón, cambio de color de la piel, hormigueo, picores molestos son las primeras indicaciones de que necesitamos un cuidado especial para prevenir y tratar los problemas asociados a la dificultad de retorno venoso. Permanecer quieto o sentado durante grandes espacios de tiempo favorece la alteración de las venas, su dilatación y los problemas de retorno venoso.

Los factores que predisponen a esta dolencia son la edad, los trabajos de pie, la obesidad, los antecedentes de trombosis venosa profunda (TVP) y las lesiones de piernas.

Para facilitar el retorno venoso los fisioterapeutas recomiendan realizar ejercicios continuados que no sean bruscos ni violentos que ayuden a promover la circulación sanguínea.

Los masajes de fisioterapia ayudan a mejorar la insuficiencia venosa, disminuyen el edema incluso mejoran la fuerza de los músculos afectados.

TRATAMIENTO DE LUMBALGIAS

De origen muscular, ligamentario, articular y discal.

El tratamiento es completamente manual, destensando la zona del cuadrado lumbar, el glúteo medio y el piramidal.

El principal problema en una lumbalgia es la falta de tono de la musculatura estabilizadora lumbar, como es el caso de la zona transversal del abdomen, que unido a la falta de movilidad y sedentarismo  produce un desequilibrio entre los músculos potentes como es el recto del abdomen, Psoas Iliaco, Glúteo medio, etc.

Hay multitud de técnicas para mejorar una lumbalgia, que dependerán de cada paciente su caso clínico. Terapias manuales con movilizaciones vertebrales para ganar movilidad, desactivación de puntos gatillo activa que provoquen dolor y disfunción, ejercicios terapéuticos en caso de exceso de trabajo y falta de movilidad, e incluso  TENS para aliviar el dolor. 

TRATAMIENTO DE CERVICALGIAS

La mayoría de las cervicalgias son de origen mecánico por exceso de movimiento o por contracciones sostenidas en el tiempo, como por ejemplo mirar a una pantalla de ordenador.  La patología mecánica puede ser debida a problemas tensionales, espondiloartrosis, radiculopatías, síndrome del desfiladero torácico…Otras lesiones importantes a tener en cuenta son  el latigazo cervical, las deportivas con impacto, posturales (por ejemplo los músicos u oficinistas), por hiperextensión (personas mayores) o por estrés

El tratamiento del dolor cervical se basará en la aplicación de calor microondas, infrarrojos, TENS, ultrasonidos, terapia de masajes, tratamiento de los músculos afectados con diferentes técnicas de fisioterapia, movilizaciones, ejercicios de propiocepción, ejercicios de estiramiento, tratamiento miofascial, osteopatía, ergonomía postural y pilates o yoga.

lumbalgia fisioterapia
tratamiento rodilla fisioterapia

TRATAMIENTOS DE RODILLA

Con la fisioterapia se pueden tratar los siguientes problemas de Rodilla:  

  • lesiones traumáticas,

  • lesiones ligamentos,

  • lesiones meniscales

  • lesiones aparato extensor

  • lesiones por sobrecarga

  • Tendinopatías

  • Osteonecrosis

 

Los ligamentos de la rodilla pueden lesionarse cuando se estiran repentinamente y dar como resultado una lesión parcial del ligamento (llamada esguince o desgarro de grado 1 ó 2) o una ruptura completa del ligamento (grado 3). Los síntomas dependen del desgarro exacto del ligamento y de la gravedad de la lesión, pero generalmente se asocian con dolor localizado, hematomas y reducción del movimiento. Los ligamentos lesionados también se pueden presentar con un ruido de latigazo sonoro o desgarramiento, hinchazón y la sensación de ceder o mucha inestabilidad al caminar.

Con la fisioterapia de rodilla podemos realizar un tratamiento rehabilitador de cualquier lesión haya habido o no cirugía previa.

Los masajes y la electroestimulación son algunas de las técnicas que se utilizan para recuperar la movilidad y la fuerza de la articulación. Se incidirá especialmente en la movilización de la articulación utilizando diferentes técnicas, especialmente la cinesiterapia pasiva, que es en la que el fisioterapeuta realiza los diferentes movimientos de la pierna (flexión y extensión) y el paciente mantiene una total pasividad. Estas movilizaciones permiten incrementar la capacidad de movimiento y la elasticidad de la articulación.

La movilización es la parte clave de la recuperación de las lesiones de rodilla y debe iniciarse lo antes posible, combinándose, en función de lo que decida el fisioterapeuta, con otras técnicas, como el masaje o la electroestimulación.

En la primera sesión de fisioterapia, la evaluación del paciente se realiza no solo teniendo en cuenta su historial médico y pruebas diagnósticas, sino al estado físico de la rodilla, que es distinto en cada paciente aun cuando la lesión sea la misma. Se identifican los del paciente (dolor, atrofia muscular, limitación del movimiento, etc.) y se define un plan personalizado con objetivos a corto, medio y largo plazo que contemplará tanto el uso de técnicas pasivas (masajes, estiramientos, movilización de la rodilla, etc.) como activas (los ejercicios que deberá realizar el paciente por sí solo).

FISIOTERAPIA NEUROLÓGICA

La recuperación de un accidente cerebrovascular requiere la intervención de un equipo, que incluye diferentes profesionales sanitarios, entre ellos los fisioterapeutas.

Su función es la de ayudar a recuperar el movimiento y la sensibilidad, de modo que pueda realizar de nuevo las actividades cotidianas.

La rehabilitación varía dependiendo de la afección.

Existe un gran número de estudios de investigación que apoyan las intervenciones fisioterapéuticas para mejorar la función del brazo, el equilibrio y la marcha después del accidente cerebrovascular, la fisioterapia es altamente efectiva en el reentrenamiento de los movimientos funcionales.

Nuestros fisioterapeutas utilizarán una variedad de herramientas de evaluación y medidas para determinar el plan de tratamiento más efectivo. Esto puede incluir entrenamiento de tareas específicas de acuerdo con sus habilidades y objetivos.

Generalmente, cuanto más activo y comprometido esté el paciente con la terapia, mejor será su recuperación general.

FISIOterapia NEURO.png
VERTIGO.png

TRATAMIENTO DE VÉRTIGOS

El vértigo es en realidad el síntoma de un problema que puede estar en las cervicales, en el oído o una compresión de un nervio, en muchos casos también es generado por estrés o conflictos emocionales.  Por lo tanto, lo más importante es poder tener un buen diagnóstico que nos haga saber la causa.

Normalmente los vértigos generan malestar, una sensación de desequilibrio e inestabilidad que produce inseguridad e incapacidad para movernos. También puede haber sensación de hormigueo a lo largo de los brazos.

Los vértigos se pueden abordar desde la fisioterapia trabajando la buena movilidad cervical. Con un tono muscular correcto, favorecemos una vascularización adecuada hacia el cráneo que va a mantener la funcionalidad del oído interno y del nervio vestibular. De la misma forma, trabajando la movilidad y maleabilidad craneal natural eliminamos posibles tensiones y compresiones del nervio, así como la posición correcta de nuestro sistema de equilibrio, que se encuentra en el oído.

Tratamiento de fisioterapia: relajar la musculatura cervical, principalmente a nivel suboccipital, relacionado con la articulación temporomandibular. Recuperar el rango de movilidad cervical. Liberación miofascial o craneosacral, conseguir buen tono de la musculatura cervical, manipulación cervical buscando rotaciones inesperadas de las vertebras.

TRATAMIENTO DE CEFALEAS

La Cefalea tensional o cefalea cervical se caracteriza por ser bilateral, tener sensación de presión en la cabeza, de intensidad soportable, sin náuseas, y no empeora con la actividad física, en ocasiones puede presentar fotofobia y fonofobia. Puede aparecer en episodios que duren solo unos minutos y que se den menos de 15 días al mes. Cuando ocurre durante más de 15 días, podemos hablar de cefaleas crónicas.

Su causa puede ser la tensión de los músculos pericraneales como frontal y occipital,  y de los motores de la columna cervical como los que reciben inervación  de la columna cervical C1, C2,C3, esplenio del cuello y cabeza, los rectos mayor y menor, oblicuo mayor y menor, esternocleidomastoideo y el trapecio. Esta tensión puede dar lugar a la aparición de puntos gatillo miofasciales en dicha musculatura provocando dolor referido a otras zonas.

TRATAMIENTO DE MIGRAÑAS/JAQUECAS

La jaqueca o migraña, es un dolor de cabeza en periodos de 4 a 72 horas de duración, generalmente ña persona que tiene las migrañas se refiere a ellos como ataques, localización unilateral y de carácter pulsátil, con ciertas parestesias (sensaciones de cosquilleo, frío o calor que se experimenta en la piel) que puede asociarse a irritabilidad, náuseas, vértigos y mareos, fotofobia, retención de sodio, y disminución de la producción de orina.  

Empeora con toda actividad física. En ocasiones ocurre previo a la menstruación. Suelen aparecer primero los pródromos (señales que preceden a una enfermedad) y a los 30 minutos la crisis del dolor.

Los tratamientos más adecuados son: osteopatía estructural centrada en la pelvis, tórax, costillas y las tres primeras vértebras cervicales; osteopatía craneal de las suturas y la base del cráneo, terapia miofascial, terapia craneosacral; técnicas viscerales dirigidas al diafragma, estómago, duodeno, vías biliares, colon, ovarios, útero y vejiga, liberación de los puntos gatillo de los músculos cráneo-cervico-mandibulares manualmente o mediante punción seca; incluye el cráneo, el cérvix y atm (mandíbula); y como complemento también se pueden realizar técnicas de relajación o control postural. 

DOLOR CABEZA.png