top of page

Estrés y enfermedad: Binomio perfecto


¡Somos bombas! bombas andantes de cortisol.


Si tuviéramos un medidor como el de los cazafantasmas que pudiera medirnos a todos el cortisol por la calle, saldríamos todos con unos picos enormes de esta hormona.


De hecho hay muchos estudios que aseguran que el estrés afecta a 8 de cada 10 españoles.



El estrés es un mecanismo corporal que nos ayuda en ciertos momentos a reaccionar ante situaciones de amenaza o riesgo. Una buena activación del estrés bien gestionada puede ser muy beneficiosa para nosotros.




Pero qué sucede cuando el estrés se hace crónico y esos niveles de cortisol se disparan .

Pues este es el momento en el que el estrés se puede convertir en enfermedad.


La sociedad actual tiene un grave problema: Vivimos desconectados de nuestro cuerpo y síntomas que nosotros normalizamos, no son beneficiosos para nuestro organismo.


El cansancio continuo o que siempre nos duela la cabeza no es normal, pero nosotros ya hemos normalizado estos achaques.


No sólo eso, cuando el estrés es alto nos invaden pensamientos negativos y solemos anticipar cosas que nunca van a suceder y por lo tanto la ansiedad nos invade. Suele aparecer la distracción y la sensación de no disfrutar de nada de lo que estamos haciendo.


Por tanto, ¿cómo podemos escapar de la enfermedad e inclinarnos hacía una mente sana, que se sitúe en el presente y que atienda sólo a la realidad que podemos controlar?




  1. Recuperando el sueño: el estrés causa falta de sueño y disminuye la calidad del mismo. Para recuperar unos niveles óptimos de descanso nocturno es bueno ir haciendo paradas durante el día para que el estrés en la noche sea menor.

  2. Volver a respirar: Estamos desconectados de nuestra respiración. Practicar la respiración diafragmática nos puede ayudar muchísimo ya que es oxigenante y profunda y favorece la calma entre nuestra mente y nuestro cuerpo.

  3. Practicar el mindfullness: focalizar y centrar los pensamientos en la atención plena.Conseguir que nuestra mente no se vaya ni al futuro ni al pasado y se quede en el presente a través de la meditación o la focalización.


Si aún así no consigues relajarte y estás metido en un bucle de estrés y ansiedad constante, no dudes en acudir a un profesional.


Aloha Vibrers







15 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page