El estrés: el superdestructor



Vivimos tiempos convulsos, donde la incertidumbre nos acecha y genera un aumento considerable del estrés.


Se calcula que es 2030, según la OMS, el estrés y la depresión serán los problemas mentales más extendidos entre los jóvenes.


¿QUE ES EL ESTRES?


El estrés es una respuesta física y psicológica de nuestro cuerpo a una situación amenazadora.


Es un sistema diseñado por la naturaleza humana el cual nos permitió sobrevivir a lo largo de la vida , ya que era una respuesta a una amenaza de un depredador por un ataque terrestre o aéreo.


En la actualidad, afortunadamente, no tenemos depredadores, pero existen en nuestra vida diaria otros problemas y situaciones que pueden ser estresantes.


Estas pequeñas experiencias diarias que generan estrés nos encienden un clip mental en nuestro camino en forma de amenaza.


Una discusión con nuestra pareja, problemas en el trabajo o preocupaciones por enfermedades, aumentan nuestros niveles de estrés.



¿QUE ES EL ESTRES CRONICO?


Nos encontramos ante una situación donde nuestro cerebro activa todo un sistema de alarma diseñado para poner nuestro cuerpo en una posición de alerta permanentemente.


El cerebro tiene una región específica llamada hipotálamo que actúa como un sensor de tensión, y también controla la respuesta hormonal de nuestro cuerpo.


Desde el hipotálamo y ante una situación amenazadora, una serie de hormonas y neurotransmisores liberan la activación de todo este sistema de alarma, que termina en las glándulas suprarrenales con la secreción de las hormonas del estrés: adrenalina, noradrenalina y cortisol.


El aumento en los niveles en la sangre de estas hormonas de estrés, en particular la adrenalina y el cortisol, aumenta la frecuencia cardíaca, la presión arterial y los niveles de glucosa en la sangre , con el objetivo de que el cuerpo tenga más fuerza y energía para enfrentar el peligro que le amenaza.


Al mismo tiempo, la elevación de los niveles de hormona del estrés suprime las funciones que no son esenciales para nuestra supervivencia en ese momento, como son las funciones de los sistemas digestivos, inmunológicos, reproductivos y de crecimiento.


Cuando la situación amenazadora desaparece, todas estas funciones vuelven a la normalidad.


El problema aparece cuando este sistema está activado todo el tiempo, generando en el cuerpo una situación de estrés crónico.


Este estado de estrés mantenido en el tiempo produce altos niveles de cortisol lo que tiene un impacto verdaderamente maligno en la salud, el bienestar y la calidad de vida.


El estrés crónico se puede manifestar a un nivel físico, mental y emocional y también puede confundirse con diferentes enfermedades.





¿CUAL SON LOS SINTOMAS DEL ESTRES CRONICO?


Nivel físico:

  • Dolor de cabeza

  • Tensión muscular

  • Contracturas

  • Dolor en el pecho

  • Tensión arterial alta

  • Problemas cardiovasculares

  • Problemas digestivos

  • Aumento de peso, con acumulación de grasa a nivel abdominal

  • Problemas de fertilidad

  • Problemas cutáneos

  • Alteración del sistema inmune

  • Cicatrización lenta

Nivel mental:

  • Pérdida de la capacidad de concentración

  • Pérdida de memoria

  • Pérdida de foco

  • Dificultad para resolver problemas

  • Falta de motivación

Nivel emocional:

  • Nerviosismo

  • Inquietud

  • Ansiedad

  • Angustia

  • Tristeza

  • Depresión

  • Negatividad ante la vida

  • Irritabilidad

  • Sentirse abrumado

Nivel del comportamiento:

  • Alimentación excesiva

  • Pérdida de apetito

  • Consumo de tabaco, drogas o alcohol

  • Problemas a la hora de socializar que provoca un aislamiento social


¿COMO TRATAR ESTE ESTRES CRONICO?


Hay 3 pilares claves:


La dieta, la actividad física y la calma física y mental.


Alimentación:


1. Una dieta necesaria para ajustar el equilibrio en el valor del pH interno.


El estrés es un factor muy ácido para nuestro cuerpo, por lo que es necesario tomar una dieta con contenido alcalino. el cortisol desequilibra nuestra microbiota intestinal y es necesario regularla.


2. Obtener de los alimentos un efecto antiinflamatorio.


3. Fortalecer con alimentos nuestras glándulas suprarrenales.



Todos estos objetivos son fácilmente accesibles con alimento natural, variado y sobre todo en alimentos de producción ecológica.


Además, podemos incluir los siguientes alimentos en nuestra dieta, grandes reguladores suprarrenales:


Verduras: especialmente las de las raíces, como cebolla, puerros, cebolletas o zanahoria.


Algas: Kombu, Nori, Wakame.


Cereales: arroz ecólogico.


Grasas sanas: aceite de oliva, aceite de coco, frutos secos, semillas, aguacate, aceitunas.


Los suplementos alimenticios son útiles en caso de estrés crónico, tanto para aliviar los efectos dañinos como para recuperarse.


Vitaminas del Grupo B.


Magnesio


Taurina,


La Pasiflora


L-teanina


Rhodiola



Actividad física:


Para combatir el estrés, el segundo de los pilares para ayudarnos a proteger y recuperarnos es la actividad física.


Deporte, senderismo, yoga, danza, natación, ciclismo, patinaje u otras actividades ayudan a liberar adrenalina de nuestro cuerpo y que el cortisol se reduzca.


Además, la actividad física produce bienestar lo que ayuda a combatir el estado de estrés negativo mental asociado a la depresión.



Descanso:


Tanto el ejercicio físico como un buen descanso son fundamentales para prevenir la cascada completa de reacciones químicas que producen estrés y son elementos esenciales para la recuperación adecuada de los efectos de estrés crónico.


Cuando practicamos la relajación, la respiración o técnicas de meditación, tenemos un silencio mental que nos ayuda a controlar los pensamientos estresantes, como la frustración, la ira, la preocupación o la obsesión.


Multitud de estudios científicos nos destacan las ventajas de este tipo de técnicas en diversas enfermedades como el miedo, la depresión, la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares, el asma, las enfermedades de la piel, las enfermedades autoinmunes, los problemas digestivos, etc..


Parar el ritmo agitado de vida en el que actualmente vivimos, es necesario, y para ello lo mejor es usar una de estas técnicas en nuestro día a día para lidiar con el estrés.



El estrés crónico es uno de los grandes males de nuestro tiempo. Por suerte tenemos herramientas para combatir esta lacra.


No más estrés!!


Namaste!

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
  • Facebook
  • YouTube
  • Instagram
  • Tik Tok

ENLACES DE INTERÉS

91304 55 73  //  601 24 23 42

C/Jaime Hermida 9, Bajo

Madrid

 

Horario:

Lunes a Jueves: 10:00H a 21.00H

Viernes:10:00H a 17:00H

Sábados: 10:00H a 14:00H

©2020  Vibra Bienestar. 

En calidad de Afiliado de Amazon, los ingresos por las compras adscritas cumplen los requisitos aplicables.