top of page

Ejercicios de Kegel y el Suelo Pélvico


Hoy queremos hablarte de una herramienta simple, efectiva y que podéis practicar en casa: los ejercicios de Kegel. Vamos a compartir contigo qué son, cómo hacerlos y cuáles son sus beneficios y contraindicaciones.


Ejercicios Kegel

¿Qué son los Ejercicios de Kegel?


Los ejercicios de Kegel, también conocidos como entrenamiento del suelo pélvico, fueron desarrollados en la década de 1940 por el Dr. Arnold Kegel. Estos ejercicios están destinados a fortalecer los músculos del suelo pélvico, que son los encargados de sostener los órganos internos como la vejiga, el útero y el recto.



Cómo realizar Ejercicios de Kegel


Realizar los ejercicios de Kegel es más simple de lo que podrías pensar:


  1. Primero, debes familiarizarte con tus músculos de suelo pélvico. Para identificarlos, trata de detener el flujo mientras orinas. También puedes intentar contraer los músculos que usarías si estuvieras intentando evitar un gas.

  2. Una vez que sepas qué músculos usar, trata de contraer los músculos del suelo pélvico y mantener la contracción durante 5-10 segundos. Asegúrate de respirar con normalidad; no retengas la respiración.

  3. Relaja los músculos durante exactamente el mismo tiempo que los mantuviste contraídos. Esa es una repetición.

  4. Realiza tres series de 10 a 15 repeticiones al día.

Beneficios de los Ejercicios de Kegel en el Suelo Pélvico


Los ejercicios de Kegel pueden brindarte varios beneficios, ya sea que seas hombre o mujer. Aquí hay algunos de los beneficios más importantes:


  1. Prevención y tratamiento de la incontinencia urinaria y fecal: Al fortalecer los músculos del suelo pélvico, tendrás más control sobre tu vejiga y tu intestino.

  2. Recuperación tras el parto: Estos ejercicios pueden ayudar a reparar el daño causado al suelo pélvico durante el trabajo de parto.

  3. Mejora de la función sexual: Pueden mejorar la satisfacción sexual al permitirte contraer conscientemente los músculos del suelo pélvico durante el acto sexual.


Contraindicaciones de los Ejercicios de Kegel


Aunque en general los ejercicios de Kegel son muy seguros, existen algunas situaciones en las que podrían no ser recomendables:

  1. Si tienes prolapsos severos, en los que órganos como la vejiga, el recto o el útero están empujando a través de la vaginal.

  2. Si tienes un historial de disfunción del suelo pélvico, como tensiones excesivas en los músculos a esta área.


Es esencial buscar el asesoramiento de un profesional de la salud antes de empezar una rutina de ejercicios de Kegel por tu cuenta, especialmente si tienes problemas de salud existentes o si estás embarazada.

En conclusión, los ejercicios de Kegel, debidamente realizados, pueden ser una herramienta excelente para mejorar la salud de tu suelo pélvico. No obstante, siempre debes consultar con un profesional antes de comenzar cualquier nuevo régimen de ejercicios.



En Vibra Bienestar contamos con fisioterapeutas especializadas en Suelo Pélvico y pueden ayudarte ante cualquier duda que tengas asesorándote de forma personalizada.



No dudes ponerte en contacto con nosotros en el 601242342 o en info@vibrabienestar.com


Con cariño,

Equipo Vibra Bienestar



Sources:

  1. Kegel A. "Progressive Resistance Exercise in the Functional Restoration of the Perineal Muscles". American Journal of Obstetrics and Gynecology. 1948.

  2. Mørkved S, Bø K. "Effect of pelvic floor muscle training during pregnancy and after childbirth on prevention and treatment of urinary incontinence: a systematic review." British Journal of Sports Medicine. 2014.

21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page